Cor Ignis recupera la memoria de un espacio marcado por la tragedia de 1964. Eran las 15:30 horas del 2 de junio cuando las campanas de La Laguna tocaban arrebato tras las primeras llamas que se iniciaron en la iglesia de San Agustín. En poco tiempo el fuego se expandió por todo el edificio, auspiciado por la techumbre de madera de tea. Las llamas eran imparables y el emblemático templo lagunero comenzaba a ser solo un recuerdo. 

san-agustin-exteriorDesde aquella catástrofe, el templo agustino ha dejado de formar parte activa de la vida social de los laguneros. Si bien la notabilidad de sus muros aún la hacen reconocible dentro del paisaje urbano, su interior permanece en estado de ruina, a la espera de que un proyecto lo devuelva a la vida. En este medio siglo, la iglesia de San Agustín ha quedado así congelada en la memoria colectiva local, especialmente en aquellos que aún recuerdan con nostalgia la grandeza de su interior.

Con el objetivo de recuperar esa memoria latente y poner en valor el patrimonio del templo agustino, nuestra empresa Cultania ha producido la exposición Cor Ignis: memoria y patrimonio de la iglesia de San Agustín de La Laguna. Financiada en exclusividad por el Excmo. Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna, la muestra forma parte de los actos de celebración del 17 Aniversario de la designación de la ciudad como Patrimonio Mundial por la UNESCO. Será visitable hasta el 10 de enero de 2017 y está ubicada en la sala de exposiciones de la Casa de los Capitanes Generales, en la céntrica calle de La Carrera.

expo_san_agustin_cor_ignis

Sala de exposiciones de la Casa de los Capitanes

A través de los cuatro ámbitos en los que se organiza esta exposición el espectador podrá conocer apuntes históricos sobre el asentamiento de la orden agustina en San Cristóbal de La Laguna; conocer el rico patrimonio desaparecido que albergaba la iglesia; revivir la tragedia que la redujo a cenizas o disfrutar de las reconstrucciones virtuales realizadas gracias a las nuevas tecnologías.

Un recorrido por las imágenes del pasado

El contenido principal de la muestra se basa en fotografías e imágenes antiguas que nos muestran el esplendor interior y exterior del templo antes del trágico incendio de 1964. Estas imágenes ilustran con claridad cómo era su extraordinario interior, la belleza de sus casi desaparecidas pinturas murales de finales del siglo XVIII o la devoción popular que recibían las imágenes custodiadas en su interior, especialmente durante la Semana Santa. Un apartado especial se dedica precisamente a esas imágenes devocionales que perecieron pasto de las llamas como el Ecce Homo del escultor Rodríguez de la Oliva, el Cristo de Burgos, San Juan Nepomuceno, Santa Bárbara o el notable grupo escultórico genovés de la Virgen de la Cinta. De este último sólo pudo salvarse las imágenes de San Agustín y Santa Mónica que, de manera paradójica, perecieron por el fuego que asoló la sede del Obispado de Tenerife en 2006.

fedac_1

Panorámica de La Laguna. 1915. Archivo FEDAC

Asimismo, en la exposición podrán contemplarse obras originales que llegaron a estar presentes en el interior, como una escultura de San Guillermo de Aquitania, una custodia de plata sobredorada realizada por Antonio de Villavicencio en 1785 o dos importantes ejemplares de archivo: el Libro de Fundación y Acuerdos de la Cofradía de San Agustín (1675) y el Libro V de Consultas del Convento del Espíritu Santo (1741-1828). La propuesta concluye con un óleo que representa a San Agustín y que fue realizado por uno de los frailes laguneros.

expo_san_agustin_cor_igni_2s

Escultura de San Guillermo de Aquitana y óleo de San Agustín en la exposición

Otro conjunto de imágenes nos conduce hasta el día de la tragedia, cuando la iglesia pereció inexorablemente víctima del fuego. Se pueden contemplar diferentes escenas de aquellos momentos, así como del día después, cuando todo el interior había sido reducido a cenizas, incluyendo dos ejemplares del periódico El Día correspondientes a los días posteriores al incendio. Además, se exhibe un cortometraje filmado por Eduardo Charif, uno de los miembros de la UCALA (Unión de Cineastas Amateurs de La Laguna), es el único testimonio cinematográfico que se conserva de los momentos del incendio. Una grabación de apenas nueve minutos que registra el avance del fuego y la desesperación de todos los laguneros ante la consumación del desastre.

San Agustín renace

El gran desarrollo que ha experimentado el empleo de las nuevas tecnologías aplicadas al patrimonio cultural ha permitido dar los primeros pasos para devolver la vida, al menos virtualmente, a la iglesia de San Agustín. Para este objetivo se ha contado con un equipo multidisciplinar formado por historiadores, restauradores, arqueólogos y especialistas en virtualización del patrimonio que se ha encargado de diferentes facetas técnicas durante el proceso de reconstrucción y restauración virtual.

GIF que ilustra la reconstrucción virtual sobre la fotografía antigua

En este ámbito de la exposición, el visitante podrá conocer cómo era el templo antes de su incendio a través de diversas reconstrucciones virtuales generadas con tecnología 3D. Se trata de un proyecto paralelo producido por Cultania y que ha tenido en esta muestra su adecuada difusión pública.

La restauración virtual del presbiterio

cor_ignis_san_agustin_2

Estado actual de las pinturas de la capilla anexa al presbiterio

El doble presbiterio ubicado en la capilla mayor del templo contaba con excepcionales pinturas murales realizadas poco después de la reconstrucción de la iglesia en 1771, compuestas principalmente por una exaltación de los padres de la Iglesia y por arquitecturas fingidas de tradición clásica. Los daños producidos por el incendio y por medio siglo de desatención produjeron la casi desaparición de estas obras de arte, quedando apenas algunos restos ubicados en la capilla anexa al presbiterio.No obstante, uno de los objetivos del proyecto de restauración virtual fue precisamente la de devolver la vida a estas pinturas a partir de diferentes procedimientos que permitieran su inserción posterior en el modelo 3D de la iglesia. Para ello se acudió al interior de la misma para el fotografiado de los detalles constructivos y decorativos que facilitaran esta labor.

lateral

GIF que ilustra la restauración virtual de la pared lateral del presbiterio

Allí se encontraron restos significativos de esos murales y de su policromía, por lo que se procedió a registrar dichos colores con la mayor precisión posible. Se estudiaron con distintos filtros fotográficos de falso color, que permitieron detectar gran cantidad de detalles invisibles a simple vista. Podemos ver por ejemplo en esta imagen la utilización de un filtro ybk que destaca los ocres y permite apreciar con claridad las líneas que dividen el arco de medio punto. A partir de la obtención de esta información, la simetría y la perspectiva arquitectónica con la que fueron diseñados se encargaron del resto e hicieron posible la restauración virtual de las pinturas y su inserción en el modelo 3D.

Si bien este fue el procedimiento para esos murales, los que existían en el presbiterio han desaparecido prácticamente, documentándose solo por las fotografías. Estas fueron referenciadas y proyectadas espacialmente sobre la geometría de una ortofoto, permitiendo así su integración en el modelo tridimensional. Finalmente, ante la falta de información acerca de los colores originales se optó por darle al conjunto una tonalidad monocromática (sepia) afín a la gama de colores del presbiterio.

cor_ignis_san_agustin_3

Reconstitución de las paredes del presbiterio a partir de la fotografía antigua

Para facilitar y lograr la mayor precisión posible en esa restauración, se realizó el fotografiado de la estancia anexa al presbiterio para realizar su levantamiento fotogramétrico. Esto permitió documentar tridimensionalmente este espacio y obtener ortofotos de los paramentos que sirvieran de base para la restitución de las pinturas. Este procedimiento permitió la obtención de esta restauración virtual y su inclusión en el modelado 3D de la iglesia, obteniéndose así un resultado espectacular.

El modelado 3D

A continuación, se procedió al modelado 3D de la arquitectura del edificio, para lo que se empleó el software libre Blender. El primer paso fue la creación de la volumetría del edificio, del pavimento y de los muros interiores del templo; para posteriormente continuar con el modelado de las columnas y de las arcadas que dividen el espacio interior. Se añadieron luego algunos detalles como el modelado de las molduras esquineras del exterior, de los aleros, de los quicios de las ventanas de la fachada frontal, de los zócalos que rodean las dos fachadas visibles del templo y los detalles decorativos de la portada principal.

cor_ignis_san_agustin_4

Capturas del proceso de modelado 3D

cor_ignis_san_agustin_5

Modelado 3D de la portada principal

El proceso culminó con la creación de la techumbre y de diversos detalles como los casetones de las puertas de madera, la decoración de las pilastras o la hornacina que coronaba la portada lateral. Para no aislar la reconstrucción de su contexto, se levantó también la volumetría del resto del convento, aunque con menor detalle y sin proceso de texturización posterior.
Se decidió que se reconstruiría la apariencia de la Iglesia justo antes de su incendio de 1964. Esta medida fue importante, ya que algunas fotografías y dibujos antiguos mostraban la ausencia o presencia de elementos no existentes en esa fecha. Un ejemplo de ello es la Casa de los Hermanos Paúles, que no vemos en algunas de esas fotografías, y que tras su construcción ocultó parte de la Iglesia desde la vista exterior.

Tras el modelado se pasó al texturizado. Este es el procedimiento mediante el cual se proporciona al modelo una apariencia realista mediante la aplicación de colores y materiales (madera, piedra, metal, etc.). En este caso, las imágenes creadas durante el proceso de restauración virtual de las pinturas murales fueron incluidas como texturas para integrarlas en el modelo tridimensional. Para algunas partes del edificio, como los zócalos y piedras exteriores, se utilizaron fotografías de detalle tomadas in situ; mientras que para elementos como el pavimento se buscaron y editaron imágenes de apariencia similar al suelo real para conseguir un resultado lo más fiel posible al original.

cor_ignis_san_agustin_6

Alzado frontal sin texturizar y texturizado

Tras finalizar el texturizado se realizaron diversos renderizados. Este es el procedimiento que permite generar una imagen 2D partiendo de un modelo tridimensional. Para ello se configuraron unos valores de iluminación y una posición de la cámara similares al de las fotografías antiguas, de forma que podemos superponer éstas a los nuevos modelos digitales. Junto a estos renderizados interiores, se hicieron otros del exterior, así como alzados, plantas y secciones del edificio que fueron impresas en gran formato para ser exhibidos en la muestra expositiva.

cor_ignis_san_agustin_7

Alzado y sección laterales

Finalmente, las imágenes obtenidas fueron postprocesadas en un software de edición en el que se añadieron algunos detalles, como el contorno de algunos elementos u objetos, sombreados o la inclusión de personajes que ilustran la imagen y favorecen la comprensión del tamaño del monumento.

cor_ignis_san_agustin_8

Render con vista hacia la capilla mayor desde el coro

Más allá de la exposición

Junto con la muestra expositiva, creemos que es adecuado dar una difusión de mayor alcance a través de diferentes medios. Para ello se ha editado un catálogo de la exposición, que sintetiza el contenido de la misma, se han creado trípticos informativos y publicado una página web informativa. Junto con ello, destaca la creación de una animación que permite recorrer virtualmente el interior del modelo 3D creado de la iglesia. Se trata de un breve video de unos dos minutos que permite apreciar el trabajo de modelado y texturizado 3D y que podrá ser asimismo visualizado en la exposición.

cor_ignis_san_agustin_9

En la exposición podrán visualizar esta animación 3D

La exposición es así una oportunidad por transitar por la historia, recuperar la memoria y tomar valor de un patrimonio que todos los laguneros vieron arder hace más cincuenta años pero que aún se encuentra vivo, esperando un proyecto que lo devuelva a la vida. Cor Ignis es solo un paso más en la recuperación de ese patrimonio.

Showing 4 comments
  • Pablo Aparicio
    Responder

    Un placer haber colaborado con vosotros en este proyecto. ¡Grandísimo trabajo! 🙂

    • Cultania
      Responder

      ¡El placer ha sido nuestro! ¡Gran trabajo de todo el equipo!

  • Fernando Caballero Guimerá
    Responder

    Fantástica !!! … ENHORABUENA !!! …

Deja tu comentario

2 × 5 =